Cultura 

Te Cuento una vida ofrece cuentos propios o cuentos bajo demanda dependiendo de las necesidades de las instituciones culturales.

 

Se ha iniciado con el Ciclo Amour Fou: Amores que atrapan, Amor inflamado, enloquecido, Amor que incendia la vida como una brasa y que crea obras artísticas que son pura dinamita,  Amores que han sido leyenda como los de Verlaine y Rimbaud, Frida y Diego, etc.

AMOR Y POESÍA: VERLAINE Y RIMBAUD

 
“Honni soit qui mal y pense” (“Que se avergüence quien piensa mal”) solía añadir como coletilla a sus cartas el poeta francés del siglo XIX Paul Verlaine. Fueron enviadas a su mujer para justificar su relación homosexual con Rimbaud y sus fugas a Bélgica e Inglaterra. Este amor por el poeta adolescente Arthur Rimbaud le llevó a abandonarlo todo con un final inesperado.

 

LANZADO. Este cuento se estrenó en el Instituto Francés de Madrid en 2013,
 

Verlaine, Rimbaud, amantes, amor, poetas, artista, espectaculo

AMOR Y MEMORIAS: KAREN BLIXEN Y DENYS FINCH HATTON


La escritora danesa Karen Blixen (también conocida con su pseudónimo Isak Dinesen) desembarcó triste y derrotada en Francia, en Marsella, tras la venta forzosa de su granja en Kenia donde pasó los años más importantes de su vida desde 1913 hasta 1931. Lo había perdido todo: su granja de café, las verdes colinas de África, el contacto con las distintas poblaciones locales, y su gran amor por Denys Finch Hatton que había fallecido en accidente de avión. Entonces, buscó consuelo en la literatura creando grandes obras, entre las cuales destaca “Memorias de África”, aunque llegó a afirmar: “Nunca se pagó tan alto precio por una vocación literaria”.

AMOR Y NOVELA:  SCOTT FITZERALD Y ZELDA SAYRE


En el libro “Paris era una fiesta” del escritor americano Ernst Hemingway se respira la loca Bohemia parisina de principios del siglo XX, Una de las parejas más glamurosa eran los bellos y malditos Zelda y Francis. Él era el escritor Francis Scott Fitzgerald, y ella era la chica más popular de su condado. Compartían la afición por las fiestas, la riqueza y las bebidas.

AMOR Y CINE: FEDERICO Y GIULIETTA

    
Se recordará siempre a Guilietta Masina, una mujer enjuta, por su personaje de Gelsomina en “La Strada”, magistralmente dirigida por su marido, el gran director Federico Fellini. Giulietta y Federico no se separaron nunca, hasta el punto que Giulietta sobrevivió apenas unos meses a la muerte de Federico. Fellini amaba a las mujeres  grandes y redondas que poblaban sus sueños y sus películas, pero Giulietta era siempre su duendecillo y vivía los celos con ironía.


 

AMOR Y ESCULTURA: CAMILLE Y RODIN


Es imposible entender dónde acaba la mano de Auguste y empieza el arte de Camille en sus obras de escultura que testimonian paralelas su fusión amorosa. Era inusual en pleno siglo XIX que una mujer se dedicara a la escultura pero la joven Camille Claudel sentía vocación y escogió como maestro al escultor consagrado y de mediana edad Auguste Rodin.

AMOR Y PINTURA: FRIDA Y DIEGO

   
El padre del surrealismo André Breton definió a la pintora mejicana Frida Kalho como una “surrealista espontánea”. En ese momento, Frida estaba enamorada y feliz junto al gran muralista Diego Rivera que la amaba mucho pero también amaba a todas las mujeres, en plural. A Frida, le esperaban años llenos de reconciliaciones y separaciones, amores imposibles con otras mujeres y con el mismísimo León Trotski.

AMOR Y MÚSICA: EDITH Y MARCEL


Edith Piaf y Marcel Cerdan: La voz más potente e inolvidable de la chanson française pertenecía a una mujer menuda y frágil, hasta el punto que su alegada Simone Berteaut se preguntaba como podían caber unos pulmones tan potentes en un cuerpecito tan pequeño y autodestructivo. Edith Piaf tuvo una vida sentimental generosa, era una gran amante de los hombres, y se le reconocen amores incluso con Yves Montand y Charles Aznavour. Sin embargo, fue Marcel Cerdan, un campeón de boxeo, que le robó completamente el corazón, pero el destino acechaba en un accidente de avión.