ana

Anna Magnani

En 1973 moría Anna Magnani y Roma se volcó en un último adiós. Las mujeres lloraban por las calles, lloraban por su Nannarella. Una de ellas dijo: “No lloro por la muerte de una actriz, lloro por la muerte de una de nosotros, una popolana, pero sobre todo una Mujer.”. Esa fue Anna Magnani, romana hasta la médula y una de las grandes y legendarias actrices más pasionales y temperamentales que nos ha regalado el cine.